MILAN JUGARÁ DE BLANCO Y LIVERPOOL DE ROJO EN LA FINAL

El Milán jugará de blanco y el Liverpool de rojo en la final de la Liga de Campeones que se disputará el próximo 25 de mayo en Estambul.

El Milán, pese a ser designado como local y tener preferencia a la hora de elegir camiseta, aceptó la petición del Liverpool para vestir completamente de rojo. Los italianos, de esta forma, irán de blanco, como en la final de 2003, cuando derrotaron al Juventus.

El Liverpool hizo la petición de jugar de rojo porque este color está asociado a la victoria en Europa. De rojo el Liverpool ganó las finales de 1977, 1978, 1981 y 1984, contra equipos que vestían de blanco.

El Milán también confiará en su "camiseta de la suerte", para intentar repetir la hazaña de Old Trafford en 2003, cuando vencieron al Juventus de Turín en la tanda de penaltis para lograr su sexta corona europea. El Milán también vistió de blanco en Barcelona, Viena y Atenas, en sus triunfos en 1989, 1990 y 1994.

Con la camiseta roja y negra perdió la final contra el Olympique de Marsella en 1993 y contra el AFC Ajax en 1995.

El Milán también jugó de blanco en el Philips Stadion la semana pasada, cuando un remate de cabeza de Massimo Ambrosini dio al equipo lombardo una plaza en la final gracias al valor doble de los goles marcados fuera de casa, después de que el PSV remontara el 2-0 de la ida.

Al técnico del Milán Carlo Ancelotti no le preocupa el color de la camiseta que su equipo llevará en Estambul y prefiere centrarse en la táctica para intentar vencer a los ingleses.

"Son un equipo difícil. Contra el Juventus y el Chelsea, jugaron grandes partidos y aprovecharon al máximo sus oportunidades. Tienen una gran organización defensiva e intentarán, seguramente, bloquear nuestro sistema ofensivo", comentó el técnico italiano.